domingo, 4 de abril de 2010

mi libro


JUEGO DE SANGRE
Sandra Pereda
1. ¿Quién eres?
-¿Has visto a la chica nueva?
-¡Como para no verla! Está que te cagas.
-Hablando de la reina mora…
El grupito de los cotilleos se queda observando a una chica delgada, bastante alta y de pelo negro como el carbón que le cae en suaves ondas hasta mitad de la espalda. Va vestida con una camiseta ancha que se le resbala en un hombro, dejando a la vista el tirante de otra camiseta y con unos pantalones pitillo vaqueros. Los zapatos negros de tacón en plan merceditas, de punta redonda y un tirante sujetándolos al pie, hacen resonar sus pasos por el corredor, acaparando todas las miradas. La chica camina ajena a todo, escuchando música en su I Pod rosa metalizado. hoy va a ser un día aburrido piensa mientras se reproduce Bring me to life, su canción favorita de Evanescence. se deja llevar por las notas y se funde con la letra de la canción.

…and save me from the
nothing I became…


De pronto, colisión. Se acaba de chocar contra un chico que también caminaba despistado. Es rubio y tiene un cierto aire a deportista.
-Mira por donde vas. - le dice, molesta.
- Perdona chica, tu tampoco es que fueras muy atenta. ¿Eres la nueva no?
Ella asiente.
-¿Y tienes un nombre?
-Ayax. Y ahora apártate de mi camino.
-Caray, menudo carácter que tienes. Solo te iba a invitar a venir a dar una vuelta con mis colegas.
-Paso. - dijo, marchándose.
-¿No te gustan las discotecas, o que?
Ayax se detiene y mira hacia atrás ligeramente.
-¿Iríamos a una discoteca?
-Sí, algo así.
-He cambiado de idea, voy con vosotros.
-Bien, pues hemos quedado a las nueve en el Platinum. ¿Quieres que te pase a buscar?
-Se donde está, puedo ir sola perfectamente.
-Bueno pues te veré allí.
Ayax continua caminando sin haberse despedido siquiera. Una discoteca, eso suena bien. Quizás no me aburra, después de todo.
-¿La has invitado a venir con nosotros? ¿Estás loco Carlos? Es una novata, no puede venir con los de alta categoría, no sin haberle echo una prueba o haberla iniciado.
-Dale una oportunidad Davina, hazlo por mi.
La expresión de la chica cambia hasta convertirse en una dulce sonrisa y le dice agitando su melena rubia:
-Bueno, pero porque me lo has pedido tú.
Se dan un beso justo cuando la campana marca el inició de las clases.
Ayax entra silenciosamente y se sienta atrás del todo. Sigue escuchando música y observa desde detrás de sus gafas a todos sus compañeros. la mayoría pijos piensa con desagrado. De pronto se fija en una personita vestida de negro que está encogida en su silla. Me apuesto a que es emo. Luego lo descubriré. La clase de matemáticas empieza y un chico la observa, sin que ella se de cuenta, entre asombrado y asustado. Decide que intentará hablar con ella después y también que se quite las gafas. Para saber si realmente es ella o no. Desde hacía unas semanas que tenía un sueño que se repite continuamente y después se despertaba jadeando y con una mano puesta sobre su corazón.
Corre por la calle principal de Dlooby Centre (menudo nombre para una ciudad) junto con una chica. Pelo negro que se funde en la noche y alta y majestuosa como una gran torre. Aunque ahora está con él, siempre a sido una chica solitaria, sin necesidad de ayuda. Se vuelve de golpe y entonces ve sus ojos púrpuras reluciendo en la noche como la propia purpurina. Son bellos y a la vez aterradores, pero también están llenos de miedo.
-¡Ayúdame!
La chica le agarra la mano desesperada y…

No recuerda nada mas. Eso ya era bastante exasperante para el, pero ahora que la chica ha aparecido… siente como si el mundo se le viniese encima. Solo le queda una opción, aguardar a ver que ocurre.

1 comentario:

Rina Lopez dijo...

Me ha encantado la historia.Esta súper bn. A mi me gustan las historias asi de miedo, vampiros,... sigue escribiendo estas historias